"Una mirada distinta de la realidad,
ni mejor ni peor, solo distinta"

El Sitio de Escobar - Prov. de Bs. As. - Argentina



Desde el 12 de Abril de 1998 en la red



Los Loros de la Plaza
Humor Político

"Al buscar la verdad se corre el riesgo de encontrarla"
2019
12va. temporada
"Vuelve la burra al trigal"
*
Declarada de interés municipal / interés legislativo / tres cuotas sin interés
"Un día llenaron de cemento los bañados para hacer la playa de estacionamiento de Jumbo, como yo no era tero no dije nada.... mas tarde mutilaron los árboles de la Rivadavia, pero como yo no era tordo no dije nada... ahora, un grupo de invasores está arrasando Eskobar donde viven horneros, palomas, calandrias, zorzales y gorriones.... Si no hago algo tengo miedo que cuando vengan por la plaza no haya nadie para ayudarme".
Los Loros (2008)

Los loros de la Plaza
Temporada 12 - 2019
"Vuelve la burra al trigal"
May25-2019
Por Father (el padre de los loros)

 

La Verdadera Historia de La Revolución de Mayo
El Plan Maestro

(Basado en un hecho real)




compartir:

Plaza de Eskobar | Desde arriba del pino mayor |

Introducción

La historia la escriben los ganadores y la difunden los que fabrican los manuales de los colegios.
Pastelitos, escarapelas, paraguas y una pintura en acuarela del cabildo en la tapa de la revista Billiken quizás no es el fiel reflejo de los que paso en esos turbulentos días de la semana de mayo de 1810. Hubo pasajes oscuros y secretos que nadie contó de la génesis de esta comarca que aún busca su identidad definitiva.


Aunque todos teníamos como cierto que la conspiración se gestó en la Jabonería de Vieytes, estudios recientes, avalados por un viejo plano de loteo encontrado por un peluquero aficionado al revisionismo histórico, confirman que todo nació indefectiblemente unas cuadras antes... en la mismísima Almacén de Ramos Generales "Demarco" donde un grupo de orilleros de conurbano profundo se juntaron con el único propósito de destronar el Virrey e instaurar un gobierno nacional y popular.

Fue en sus fondos donde los primeros revolucionarios prepararon el gran golpe que terminaría con los años de tiranía del Virrey, que amparado por el Rey Abelardo I, gobernó esta comarca a su gusto y placer.

Pero la tarea no iba a ser fácil... hasta parecía imposible, quizás... titánica.

La gente agrietada evidenciaba el desconcierto generalizado. El baño de sangre era casi inevitable y el Virrey hasta parecía gozar con ello.

Por la ruta de las carretas, hoy la repavimentada Avda San Martín, venía del fuerte un carruaje con provisiones (en físico) y correspondencia para la comarca.

Dentro de las cosas que traía en su carga, estaba un sobre lacrado con instrucciones del gran maestre.

Ingresó por el bulevar hasta la esquina del ombú, tomo el camino al río y paró en la herrería de Laita para reparar una rueda.

Para el atardecer del 22 de mayo, animales y conductores por igual reposaban sus cansados cuerpos debajo de los árboles del viejo y emblemático almacén.

La reunión

La Cacatúa, recostada sobre la balanza de bronce, vociferó como lo haría cualquier bicho enojado.

"Si para las últimas horas de este día no resolvemos la cuestión que nos ocupa, yo, personalmente, iré a la búsqueda del Virrey y en nombre del insipiente partido he de tomar las acciones que los tiempos exigen."

Pero hay cuestiones que no deberíamos tomar a la ligera. El pueblo es soberano con su voto. -expresó la Calandria Bardera -

El voto todavía no se invento, nosotros somos el huevo del cual nacerá la gallina, además si de algo estoy seguro es que solo una rienda conduce una carreta, de lo contrario no va a ningún lado. - Retrucó el pájaro incoloro -

Una gata negra miraba la escena con fascinación mientras giraba la lengua en derredor de su boca.

El manifiesto oficial fue leído pero la discusión no cesaba. En eso y sin mediar palabra, la Cacatúa desenfundó su trabuco y ante los atónitos ojos de los presentes disparó a centímetros de la cabeza de la gata que se aprestaba a saltar.

Y el Silencio se hizo y el hábil bicho habló:

"Volar a la esfera de la alta y digna protección de V. E. los pensamientos de este Plan, en cumplimiento de la honorable comisión con que me ha honrado, si no es ambición del deseo, es a lo menos un reconocimiento de gratitud a la Patria; ella solamente es el objeto que debe ocupar las ideas de todo buen ciudadano, cuya sagrada causa es la que me ha estimulado a sacrificar mis conocimientos en obsequio de su libertad, y desempeño de mi encargo.."

"Los cimientos de una nueva república nunca se han cimentado sino con el rigor y el castigo, mezclado con la sangre derramada de todos aquellos miembros que pudieran impedir sus progresos; pudiera citar los principios de la política y resultados que consiguieron los principales maestros de las revoluciones, que omito el hacerlo por ser notorias sus historias y por no diferir algunas reflexiones que se me ofrecen acerca de la justicia de nuestra causa, de la confianza que debemos tener en realizar nuestra obra, de la conducta que nos es más propicia observar, como igualmente de las demás máximas que podrán garantizar nuestros emprendimientos".

Que le pasa a este? - comenta en voz baja un pelado con un matafuego en la mano-

Es que mientras esperaba que llegaran los demás estuvo en la pulpería dándole a la ginebra. - Aclara un hornero colado en el evento-

Yo ya pague al virrey por los derechos del puerto y me los quieren cobrar de nuevo. Dice un canoso de anteojos gruesos rodeado de paisanitas jóvenes.

Doña tapia dejo dos plazas y se afanaron una, desapareció, donde la tienen secuestrada, grita un borracho tirado entre las bolsas de carbón.

Un doble agente escuchaba atento. Su accionar seria fundamental para instaurar el nuevo régimen y derrotar al Virrey.

El Nefilim lega tarde, seguro y con cara de ungido. En una mano la bolsa, en la otra el relato y bajo su brazo un palo son los recursos enviados por el fuerte para tomar la comarca.
El pacto se cerró y la revolución se dio. El Virrey cedió y la comarca cambio de tirano.


La toma

Llegó el 25 y todos los habitantes de la aldea estaban en la calle. El Nefilim sobre un pony azul repartía una rara escarapela con una flor en el centro. La banda tocaba algo que llamaban himno, Cuchi Cuchi vestida de paisanita, con trenzas y todo, repartía pastelitos y una guardia de honor compuesta por cien ciegos dispara sus fusiles al cielo.

Un líder de comerciantes, un amigo del vigilante de la esquina, un ex bombero y un tiendero de la calle Real están, con volante en mano, incitando al transeúnte a unirse a la insipiente revolución que se avecina.

Una bella jovencita de doble apellido repartía La Gaceta de Eskobar, donde la nueva verdad tomaba forma de letras de molde y la necesidad de transmitirla se hacia imprescindible.

Los insurgentes irrumpieron en el cabildo y con el pretexto de ser los portadores del mandato popular enarbolaron un nuevo emblema, desterraron al Virrey e instalaron una nueva autoridad basada en el relato único y fundacional.

Fue así que Her Gus, erguido en un palo de la plaza, leyó al pueblo el primer manifiesto revolucionario... mientras los tordos y los horneros se retiraban decepcionados del lugar.

Pasados dos años refrendaron la precaria legalidad del gobierno en un plebiscito ciudadano.

Y a pesar de todo... la patria chica subsistió.

Epilogo

Basado en este poder inestable y una escasa representación las bases revolucionarias no terminan de integrarse y desde el fondo del caldero del descontento, burbujean gestos de disconformidad que ni dos siglos pudo apaciguar.

Los partidarios del virrey lejos de resignarse a la ocupación se replegaron en la margen este del Rió Luxan y los revolucionarios los terrenos opuestos. Con el pasar del tiempo los oportunistas vieron que era negocio viajar por el centro del rió pero la sociedad dijo: "los tibios serán vomitados y… los vomitó".

Dicen los viejos lugareños que aún hoy, en noches de bruma y vísperas de la revolución, puede verse el fantasma del Virrey reclamando su territorio ante la mirada aterrada de los desprevenidos jugadores de golf de los countries de la zona.

"Si los pueblos no se ilustran, si no se vulgarizan sus derechos, si cada hombre no conoce lo que vale, lo que puede y lo que se le debe, nuevas ilusiones sucederán a las antiguas, y después de vacilar algún tiempo entre mil incertidumbres, será tal vez nuestra suerte mudar de tiranos sin destruir la tiranía".




© Prohibida su reproducción sin la autorización de los autores intelectuales. Los Loros de la Plaza es una columna de ficción, cualquier similitud con la realidad es pura coincidencia. Puede que en esta sección la gramática sea alterada con la finalidad de lograr un mejor impacto literario. Propiedad de WebSitio de Argentina - (c) Hecho el depósito que establece la ley Nº 11723 - RNPI Nº 915167 / 2011


::Breves
(...)
Ver mas...


::Recomendado







© Prohibida su reproducción sin la autorización de los autores intelectuales.

Los artículos publicados en la columna de opinión son de responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el pensamiento de los editores de este portal



Los Loros de la Plaza es una columna de ficción, cualquier similitud con la realidad es pura coincidencia.



Propiedad de WebSitio de Argentina - (c) Hecho el deposito que establece la ley
Nº 11723 - RNPI Nº 915167 / 2011

Personajes Principales

Pepe y Juanchi

INFORMACION DE PERFIL

Situación Sentimental
Picoteando

Fecha de Nacimiento
Indefinida

Ciudad de Origen
La Plaza San Martín

Ideología Política
Anarquistas

Amigos
Ninguno



NIVEL

Comprensibilidad: media
Ironía: alta
Golpes bajos: ninguno
Dificultad: extrema
Calificación: mayores de 12 años con la supervisión de padres y abuelos
Quejas y sugerencias: lorosindiscretos@gmail.com - (No las contestamos ni las tenemos en cuenta)


INTRODUCCION
Cada vez que cruzamos la plaza, sobre nuestra cabeza, conspiradores acechantes, los loros de la plaza murmuran todo tipo de inconsistencias gramaticales producto del residual auditivo de los desapercibidos transeuntes que frecuentan el lugar.
No saben lo que dicen, rumorean sin pensar, sacan de contexto y como si fuera poco son inimputables por lo que repiten.
Su ubicación estratégica les permite tener a mano las conversaciones de importantes personalidades del circulo político local. Pero no podemos pedir mucho. Hacen lo que pueden. No siempre recuerdan las frases enteras y menos quienes las dijeron.
La necesidad compulsiva de escuchar y repetir de estas criaturas nos permitió recopilar una serie de conversaciones que creímos importante compartir. Algunas inconsistentes, seguramente producto de la ingesta de frutas en mal estado que sobraron en un comedor escolar. Otras muy desactualizadas, quizás esa vieja costumbre de los ancianos de repetir una y otra vez las mismas cosas no sea patrimonio exclusivo de los humanos.
Muy pocas, parecen tener algo de sentido. Muy poco, pero lo suficiente para echar algo de luz en la oscuridad reinante.
Las conversaciones escuchadas son incorporadas en nuestros amigos plumíferos como parte de sus vidas. Esa vida que les obligamos a vivir al traerlos enjaulados desde las barrancas del Paraná para venderlos por los barrios como juguete de poca durabilidad. Los que sobrevivieron y sus descendientes se adaptaron a la ciudad y poco a poco aprendieron sus códigos. O eso es lo que creen.
Cuando repiten no saben si hablan de ellos o de nosotros. No saben si les paso a ellos o a nosotros. Pero da igual. No tiene mucha importancia.
Es tan difícil para ellos entendernos, como para nosotros saber que quieren decir cuando repiten nuestras propias palabras. Quizás no basta con el sonido de la palabra conocida. Tendremos que tomarnos un poco de tiempo y algo de esfuerzo por entender a nuestros pequeños alados verdes.
Con la practica, cada vez podremos escrutar más esta inusual posibilidad de comunicación entre especies distintas.
Con el tiempo mas loros barranqueros tomaran confianza y se incorporaran a este proyecto informativo. Y como la gente siempre habla, mucho y de todo, los loros repetirán, mucho y de todo.
Nuestros amigos de la plaza no son socialmente correctos. Diríamos que son impresentables. Pero por el momento es lo que hay.

IMPORTANTE
Las entregas de "Los Loros de la Plaza" pueden llegar en tres formatos muy definidos que podemos clasificar en:
Clásicos: Son los que mantienen el formato que les dio origen. Los conocidos personajes interactuando entre si con temática de rigurosa actualidad.
Especial Miniseries: Los Loros y sus amigos interpretan, a su estilo y posibilidades, series y películas que marcaron hitos en la conciencia social. Iniciada con Titani-k y continuada con Amatar esta posibilidad vino para quedarse. Las entregas de este formato son con un título principal, un subtitulo por cada episodio y no sigue la correlatividad de los capítulos de la temporada.
Testimoniales: Acá es el mismísimo "Father of the Loris" que en primera persona narra al mejor estilo anti-héroe del periodismo el backstage de la política local.


Temporadas

1ra. Temporada: 2008 - "El génesis de la revolución"
2da. Temporada: 2009 - "Retroceder nunca, rendirse jamás"
3ra. Temporada: 2010 - "El año de las traiciones"

23/04/2010 - Especial
Miniserie Titani-k
"Despertando la ira de Díos"

25/05/2010 - Especial Bicentenario
"El Plan Maestro"

Junio 2010 - Especial
Amatar "Mas tengo mas quiero"

4ta. Temporada: 2011 - "La era de los buitres"
5ta. temporada - 2012 - "El Fin de los Tiempos"
6ta. temporada - 2013 - "Vamos por todo"
7ma. Temporada: 2014 - "El comienzo del fin"
8va. temporada - 2015 - "Nosotros o nada"
9va. temporada - 2016 - "Breaking Eggs"
10ma. Temporada - 2017 - "Vientos de Cambio"
11va. Temporada - 2018 - "El nido está en peligro"
12va. Temporada - 2019 - "Vuelve la burra al trigal"





Staff y escenarios
... y muchos, pero muchos más.




|
Publicidad | Condiciones Generales de Uso | Preguntas frecuentes (FAQ) | Agregá esta web a tus Favoritos |
DECLARADO DE INTERES MUNICIPAL - dec. 462/99 - Propiedad de WebSitio de Argentina - (c) Hecho el deposito que establece la ley Nº 11723 - RNPI Nº 915167 / 2011

WebSitio de Argentina