"Una mirada distinta de la realidad, ni mejor ni peor, solo distinta"

El Sitio de Escobar - Prov. de Bs. As. - Argentina


Desde el 12-04-1998
en la red

Menú rápido | ir abajo

Enlace Patrocinado::::

Polarización extrema

Dejemos que el búho emprenda su vuelo en el crepúsculo

Hay un grupo numeroso de personas que sostiene que, otro grupo numeroso casi igual está equivocado y nos llevan al abismo.


4 de julio de 2019
compartir:
por @jorgecarusso para @escobarsite



Será así… o es que creemos en algo guiados por las emociones más que por las evidencias?
Es un gran negocio polarizar, que no es lo mismo que bipartidismo. Los dos grandes se aseguran casi la totalidad del electorado, cierran el club y tiran la llave al excusado. Vos querías elegir otra cosa… bueno, pues no.

Quizás no querías elegir entre dos malos aunque te digan que es entre la "Gripe A y el cáncer".

Porque no podemos elegir entre dos buenos? Claro me olvidaba que es un club privado donde ellos eligen lo que nosotros podemos elegir. Glup!

Como en el yin y el yang, seguramente dentro de lo bueno tendremos metido algo de malo y probablemente dentro de lo malo algo habrá de bueno, por lo tanto casi seguro que estamos ante la presencia de dos masas de individuos que están en un promedio general.
Entonces... porque a veces cualquiera de esos grupos antagónicos se comportan como energúmenos independientemente de si están o no en el gobierno?

Un estudio de carácter global, hecho hace mucho tiempo y rehecho en varias oportunidades dio un sorprendente resultado que nos puede llevar luz a nuestra penumbra.

Si una persona encuentra un bolso -lo de bolso puede cambiarse por paquete si a Ud. lo afecta emocionalmente- lleno de dinero, puede que reaccione de tres maneras distintas y cada una de ellas tiene su explicación y porcentaje calculado.
La primera, así no haya testigos y nadie reclame la propiedad del mencionado bolso, aunque su contenido le sea de suma utilidad o necesidad, el personaje en cuestión pasará su existencia buscando al dueño para devolvérselo. Ese grupo de individuos está promediando el 25 % del muestreo.
El segundo grupo, así encuentre el bolso delante de doscientos testigos y se lo reclama el dueño con un titulo de propiedad legalizado ante escribano, dirá que es de él y litigará de por vida para no devolverlo. Esta porción del estudio también ronda el 25 %.
Por ultimo, el restante y numeroso grupo que se lleva el 50 % de la torta hace, literalmente, lo que le manda su jefe, líder grupal o referente.
Es por eso que si roba el jefe en la oficina, la mitad de los empleados lo hará y si le sumamos el cuarto que siempre lo haría, lo que nos garantiza un descalabro.
Ponga aquí el ejemplo que quiera -municipalidad, club de barrio, gobierno nacional, empresa, asociación, iglesia, etc.- e imagine resultados.
Sorprendente no?
Tengamos en cuenta que este estudio es global y no guarda correlato con la condición socio-económica de las personas. El muestreo es de una magnitud tal que garantiza su precisión (fuente: KAS).



"Dejemos que el búho emprenda su vuelo en el crepúsculo y miremos las cosas desde otra perspectiva"


Con el estudio en mano, solo debemos procurar buenos gobernantes para que las tres cuartas partes de la sociedad vayan por el buen camino. Del resto, Dios proveerá... y la justicia con ayuda de las fuerzas de seguridad hará lo que tiene que hacer con el 25 % de insurrectos.

Los estrategas dicen que a grandes problemas, grandes soluciones. Sería bueno dejar de hacer alarde de lo que carecemos y comenzar a proyectar hacia adelante.

El hoy seguramente se resolverá con la mejor solución para el hoy en el contexto actual. El próximo domingo por la noche, cuando termine la fiesta que todos vamos a pagar, mientras barremos las calles plagadas de afiches con dentaduras relucientes y empujamos la basura al sumidero, en ese momento debemos comenzar a bocetar nuestra catedral.
Los arquitectos de catedrales nunca vivían lo suficiente para poder ver su obra terminada. Como no lo hicieron nuestros patriotas.

Una vez por todas debemos hacer algo que nos trascienda.

En pocos años surgirán cosas que desafiaran nuestros sentidos y debemos prepararnos para ello. El avance tecnológico nos llenará de comodidades y a su vez profundizará las desigualdades. Quizás un auto sin chofer busque un trabajador en un asentamiento sin servicios, un tren automático cruce un campo que se cultiva automáticamente un pizarrón dicta clase en un aula vacía. Los paquetes se entregaran solos y los ancianos estarán al cuidado de maquinas amorosas.

Ese coctel explosivo pero interesante será el caldo de cultivo donde nacerá nuestra nueva sociedad, nos guste o no, y por mas que nos paremos delante del tren con el caballo como hacían los aborígenes norteamericanos ... el tren seguirá pasando y lo único que perderemos será tiempo y caballos.

El progreso no tiene que ser ni bueno ni malo… solo viene.

Los cambios globales son inevitables y vienen acompañados de costos y beneficios.
El meteorito viene hacia nosotros a mucha velocidad. Tenemos dos caminos, evacuar o tratar de desviar su trayectoria para que no impacte de lleno sobre nosotros o por lo menos tratar que nos haga el menos daño posible.

Lo demás es pérdida de tiempo y mientras tanto... el meteorito se acerca más, más y más.

Habrá que legislar para esto, también controlar, fiscalizar y ayudar... y fundamentalmente ser conciente que no veremos la catedral terminada solo tendremos la satisfacción que en ella habrá una placa con nuestros nombres... la generación que se puso el proyecto al hombro.

Dejemos que el búho emprenda su vuelo en el crepúsculo y miremos las cosas desde otra perspectiva.

 


 

 



© Prohibida su reproducción sin la autorización de los autores intelectuales.
Los artículos publicados en la columna de opinión son de responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el pensamiento de los editores de este portal







Enlace Patrocinado:::::::



DECLARADO: de interés Municipal - dec. 462/99 - de interés Legislativo - Resolución 1728/19 - (c) Hecho el deposito que establece la ley Nº 11723 - RNPI Nº 915167 / 2011 - Ver. 3.0- 2019