"Una mirada distinta de la realidad, ni mejor ni peor, solo distinta"

El Sitio de Escobar - Prov. de Bs. As. - Argentina


Desde el 12-04-1998
en la red

Menú rápido | ir abajo

Enlace Patrocinado::::
Opinión | día del periodista 2020 |

 

El vuelo de la polilla

En busca de la órbita "Ricitos de Oro"



7 de junio de 2020
compartir:
por @jorgecarusso para @escobarsite


Cada 7 de junio, como una obligación auto impuesta debemos analizar qué dirección tiene nuestro trabajo, cual es su velocidad y principalmente con qué tipo de obstáculos nos estamos encontrando.
¿Estamos haciendo lo suficiente y bien... o solo hacemos la plancha en un mar turbulento en donde nuestros esfuerzos son en vano?.

A comienzos del siglo XIX había unos pocos periodistas, no más de siete y un puñado de medios que no pasaban de cinco. Pocas editoriales, notas cortas tipo twits y comentarios de los periódicos que traían los barcos con noticias de hace muchos meses.
Los panaderos entraron en conflicto con el incipiente gobierno por los precios - en 200 años seguimos igual- y tuvieron desgastantes reuniones para solucionar el problema. Uno de ellos como prueba de buena voluntad donó un esclavo negro al estado para ser usado en la defensa del fuerte.
Esa noticia fue elogiada por la prensa de la época como un acto positivo.

En los años 60 un delfín desorientado ingresó al Paraná donde fue capturado por unos pescadores y exhibido como una gran hazaña. La información salió en una revista local calificando de proeza ese acto repudiable.
Hoy a nadie se le ocurre matar un delfín, bueno algunos si… pero son una minoría. La sociedad se encuentra redefiniendo el concepto de "persona" entre otras cosas.

Durante la época del "Comisario" un iluminado contrato a Bernardo Neustadt para que de una charla el día del periodista. Un controvertido personaje que no es a ciencia cierta el mejor ejemplo de honestidad profesional.

Historias de estas puedo traer a montones pero lo importante es razonar si somos los mismos que reaccionamos distinto a iguales situaciones o si por el contrario estamos siendo moldeados por la velocidad, el contexto tecnológico y los profundos cambios sociales que ni Lakoff pudo enmarcar.

Hoy nos encontramos en el dilema si podemos juzgar plenamente fuera del contexto temporal.

Tiempos en los que la noticia termina siendo posicionada por el perfil ideológico del lector termina poniéndonos en la disyuntiva de para quien estamos escribiendo y si no estamos llevando agua a molinos equivocados.
Saber dónde estamos parados es tan importantes como saber que vamos a decir y a quien.


Terminamos siempre siendo tironeados por alguien con la idea que le podamos ayudar a llevar agua a sus molinos. Y los dueños de los molinos son siempre poderosos. Primero te sugieren, después te presionan y luego, cuando ven que no pueden lograr su objetivo, impedirán que tu agua llegue a otro destino.
¿A cuantos molinos debemos abastecer para no dejar de ser periodistas?

El autoritarismo en la época de la dictadura era muy peligroso, extremadamente peligroso, pero previsible si uno ya tenía cintura. Pero el autoritarismo ejercido en épocas de sistemas democráticos - de cualquier bando - es mucho más dañino porque termina haciendo lo que a los otros les quedo inconcluso.

Orbita "Ricitos de Oro" es un término coloquial para designar a un planeta ubicado en la zona habitable de una estrella. A menudo el término se usa específicamente para los planetas con un tamaño similar a la Tierra.
El nombre viene de la historia de Ricitos de Oro y los tres osos, en el que una niña elige de entre un conjunto de tres artículos, haciendo caso omiso de los que son demasiado extremos (grande o pequeño, caliente o frío, entre otros), y eligiendo el del medio, que resulta ser lo más conveniente para ella. Del mismo modo, y siguiendo este principio, un planeta Ricitos de Oro sería uno que no se encontrase ni demasiado cerca ni demasiado lejos de su estrella para excluir a la vida tal y como la conocemos.

La polilla vuela en derredor de la llama encandilada por su brillo y calor, pero con el tiempo y por distintos motivos, la órbita comienza a decaer y termina con sus alas quemadas retorciéndose en el suelo.

Que hace que la polilla termine quemada. ¿No se? Quizás ese momento de gloria de estar tan cerca del poder vale por siglos en el ostracismo de la oscuridad. No estoy seguro… me cuesta ponerme en la mente de una polilla.


Siempre que sea posible hay que mantener la órbita justa o sea "Ricitos de Oro", pero si no se puede, porque no tenés la fuerza necesaria, porque los obstáculos son muchos o porque tu lucidez o estabilidad emocional no te permite mantener el rumbo, hay que tomar una decisión crucial y en el momento justo.

En ese caso hay que preservar los recursos y hacer todo el esfuerzo posible para adentrarse en la oscuridad y salir de la atracción mortal que implica caer en la órbita del no retorno. Siempre se puede volver y si no… nadie nos saca la satisfacción de mantener las alas puestas y no tener que arrastrarnos por el suelo.

 



 

 



© Prohibida su reproducción sin la autorización de los autores intelectuales.
Los artículos publicados en la columna de opinión son de responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el pensamiento de los editores de este portal







Enlace Patrocinado:::::::



DECLARADO: de interés Municipal - dec. 462/99 - de interés Legislativo - Resolución 1728/19 - (c) Hecho el deposito que establece la ley Nº 11723 - RNPI Nº 915167 / 2011 - Ver. 3.0- 2019