"Una mirada distinta de la realidad, ni mejor ni peor, solo distinta"

El Sitio de Escobar - Prov. de Bs. As. - Argentina


Desde el 12-04-1998
en la red

Menú rápido | ir abajo

Enlace Patrocinado::::
Opinión | La campaña electoral |

 

El Francotirador

Cuando la guerra justifica los excesos



10 de julio de 2021
compartir:
por @jorgecarusso para @escobarsite


Durante la Guerra del Golfo, un convoy del ejército de los EEUU de América se adentraba en lo profundo del territorio enemigo protegido en su recorrido por avanzadas que cubrían puntos estratégicos del camino.

Un francotirador advierte un joven en un puente que portaba un lanza cohetes con intenciones evidentes de atentar contra las tropas cuando estuvieran a su alcance.

En esta contienda bélica se desplegaron -por primera vez- todos los chiches tecnológicos que la milicia disponía y como si fuera poco, el mundo lo pudo ver a tiempo real.

Volvamos a la escena en cuestión.

El uniformado a cargo de la avanzada, al enterarse de la novedad, le ordena al francotirador que dispare contra el objetivo - todo eso vía comunicación radial y a kilómetros de distancia- y detiene el convoy.

Un francotirador es reclutado por sus cualidades especiales. Es un soldado psicológicamente estable, con buen estado físico y dispuesto a estar apostado en terreno hostil el tiempo necesario para cumplir su objetivo.

Cuando le llega la autorización para suprimir la amenaza, el soldado advierte por la mira de su fusil, que el atacante era un niño que no superaba los diez años.
Ante este nuevo panorama - con el tirador pidiendo garantías, el convoy detenido y todo lo que se puedan imaginar - el oficial a cargo de la patrulla llama al centro de operaciones.

Tengamos en cuenta que un objetivo militar y uno civil comparten el fin pero difieren ampliamente en los medios.

La discusión sobre el particular estaba estancada ahora en otra locación y bajo el calor del desierto, la tropa detenida esperaba que una simple bala les permitiera seguir su recorrido.

Decididos a dar un corte definitivo al tema y dispuestos a que alguien se "haga cargo", el alto mando llama a una jueza norteamericana con el fin de pedir autorización para disparar al menor que ponía en riesgo la vida de los soldados.

Después de escuchar minuciosamente la argumentación del militar, la jueza tomó la palabra y en forma enérgica le respondió al uniformado: "Si quieren disparar, disparen. En una guerra las cosas no cambian. No dejan de estar mal o de ser moralmente objetables, solo no son penalizadas. Yo no los mande a pelear. Ustedes están bajo sus propios códigos. Háganse cargo". Y colgó.

No sé qué habrá sido del destino del niño afgano sobre el puente. Tampoco sé cuánto de cierto tiene este relato que según fuentes verbales está en un archivo clasificado a resguardo de los hombres y mujeres de a pie, pero igual me sirve.

Bajo el paraguas de la guerra, por una muerte uno puede recibir una medalla, pero fuera de ella será juzgado y posiblemente condenado.
Sin llegar al teatro de operaciones, donde todo puede pasar, acá afuera, se acostumbraron a "copiar" metodologías bélicas para obtener resultados estruendosos y en lo posible "no ser penalizados". De ahí sale: "contienda electoral", "la madre de las batallas", "las líneas enemigas", "El bunker", y muchas más.

Cada vez que escucho la pirotecnia verbal en épocas de elecciones me siento un niño afgano en el medio del desierto a merced de la impunidad de los francotiradores.
También me parece escuchar a la jueza norteamericana diciendo: "Estúpidos, es una guerra, no me hagan cómplice, disparen pero yo no les voy a ayudar a ocultar el cadáver"


Cuando el juego termine y todas las cartas estén dadas vuelta, ganadores y perdedores por igual volverán a replegarse como si nada hubiera pasado. Las palabras bastardeadas quedaran en el aire como
vainas servidas- "Genocida", "Dictador", "Nazi" , "Tiene las manos manchadas de sangre", "Ladrón", "Tomo de la mala", etc., etc. - y aunque me digan que es solo una guerra les digo que no soy soldado ni objetivo de nadie.

Tarde o temprano el viento del desierto - o el tiempo- pondrá todo al descubierto y la impunidad del francotirador habrá terminado.


También puedes leer: |

Notas relacionadas:


Buscador interno de material en archivo

Opinión | NdeR | Sociedad | Notas conmemorativas | Interés General


Si todavía estas con nosotros es porque valoras nuestro esfuerzo, nuestra trayectoria y porque, como nosotros, tenés una mirada distinta de la realidad… ni peor, ni mejor… solo distinta. Sin condicionamiento económico de los gobiernos de turno.
Nuestro compromiso es con los más de 40 años en el periodismo, con los 22 años en la web y con vos.

Defendé tu libertad de leer y la de nosotros de publicar.


 

 



© Prohibida su reproducción sin la autorización de los autores intelectuales.
Los artículos publicados en la columna de opinión son de responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el pensamiento de los editores de este portal







Enlace Patrocinado:::::::



DECLARADO: de interés Municipal - dec. 462/99 - de interés Legislativo - Resolución 1728/19 - (c) Hecho el deposito que establece la ley Nº 11723 - RNPI Nº 915167 / 2011 - Ver. 3.0- 2019